Todo laboratorio escolar debe estar bien equipado con instrumentos y materiales de cristalería en excelentes condiciones. Es importante que el laboratorio tenga ciertas características en cuanto a su ubicación, distribución de instalaciones, salidas de emergencia y elementos o equipos de seguridad. Por ejemplo, debe tener superficies lisas y resistentes a la corrosión y al calor. La construcción debe ser con materiales durables, la pintura de colores claros y la iluminación debe ser la adecuada.

También existen técnicas especializadas para la limpieza, conservación y mantenimiento de los materiales de laboratorio. En caso de un accidente o siniestro, debe existir un área de resguardo con regadera (siempre funcional), así como salidas de emergencia despejadas y funcionales. Cuando son quemaduras con ácidos, se debe lavar con agua abundante. Si es un accidente por inhalación de gases, se debe facilitar la salida de los vapores, de los pulmones.

Los instrumentos de laboratorio de dividen en distintas categorías, dependiendo su uso y material:

  • Separar mezclas
  • Para mezclar
  • Para lavar
  • Medir volumenes
  • Calentables
  • Maserar
  • Para medir temperatura
  • Para medir densidad
  • De vidrio
  • Inflamables y para atraer
  • Para sostener
  • Para filtrar
  • Para medir presión atmosférica
  • Utensilios de sosten
  • Separar líquidos
  • Materiales para machacar
  • Conexiones